Arteriosclerosis en las extremidades, un enemigo silencioso.

Nuestro cuerpo es una fuente de constante renovación, en ocasiones, cuando algo anda mal en nuestro sistema, él mismo se cura y renueva para mejorar su funcionamiento, lo único que nosotros tenemos que dar a cambio de un cuerpo con buen funcionamiento, es una buena alimentación y una vida saludable, lo que le dará a nuestro organismo las armas necesarias para defenderse de cualquier ataque.
La arteriosclerosis es una enfermedad muy peligrosa que puede darnos a todos desde jóvenes sin que nos demos cuenta, pero para evitarla tenemos que saber qué es y de qué manera podemos evitarla.
La arteriosclerosis es una enfermedad que se caracteriza por el endurecimiento de las arterias de gran calibre, como sabemos, las arterias llevan la sangre oxigenada al cerebro y al resto del organismo, por lo que su trabajo es muy importante para el buen funcionamiento de todo nuestro cuerpo. Muchos de nosotros podemos padecer la arteriosclerosis incluso en la infancia, hay estudios que indican que hay quienes desde el nacimiento tienen La arteriosclerosis, esto se debe a que la madre no cuida su alimentación y el bebé resulta afectado. Generalmente La arteriosclerosis se debe a una disfunción del endotelio, que es una especie de tela que recubre las arterias, protegiéndolas de que la grasa se acumule y empiece a estrechar las paredes de las mismas. Si la grasa que se acumula es demasiada, entonces corremos el riesgo de sufrir daños irreversibles en nervios y otros tejidos, lo que puede derivar en la inmovilidad completa de una extremidad.
Para detectar La arteriosclerosis debemos estar muy al pendiente de los siguientes síntomas: entumecimiento y frío en los pies y calambres y dolores en las piernas después de ejercicios aunque no sean muy fuertes, ya sea bajar y subir escaleras, agacharse o caminar. Dependiendo de las arterias que estén en riesgo serán los síntomas que presentemos; por ejemplo, si las arterias coronarias están en riesgo, quien lo padece puede llegar a confundir el dolor de la arteriosclerosis con una angina de pecho.
Hay pruebas para detectar La arteriosclerosis, pero la mejor manera de prevenirla es evitar los malos hábitos como fumar, beber demasiado, no cuidar nuestros niveles de colesterol, entre otros, aunque también son causantes de la enfermedad la hipertensión, la diabetes, el estrés y antecedentes familiares.
Para evitar esta enfermedad es ampliamente recomendado comer fibra, hacer ejercicio, tomar agua y no fumar, son pocos pasos para llevar una vida saludable y prevenir enfermedades como esta y otras muchas más.

Similares
Comments 
(1)
  • daniela
    20 mayo, 2012

    Buen día,
    mi madre tiene arterioesclerosis y no sé exactamente cómo puedo ayudarla, si hay cremas, lociones o qué tipo de tratamiento puede usarse como alternativa a las medicinas, por favor si saben alguno me pueden informar?

    Responder
Publicar un comentario