Depresión en la tercera edad

La depresión es aquel estado de ánimo que se caracteriza por el abatimiento, tristeza y enfado, en los adultos mayores es muy común, especialmente cuando se encuentran aislados, aquejados de algún malestar físico o después de la pérdida de algún ser amado.

La depresión en los adultos mayores puede iniciar con una alteración del estado de ánimo, muchas veces, la depresión en los adultos mayores es enmascarada con otros síntomas como falta de apetito, pérdida de interés en las actividades normales, alteraciones de la memoria, dificultad para dormir, ansiedad o irritabilidad.

La depresión en los adultos mayores es generalmente percibida como un estado de ánimo natural en esta etapa de la vida, sin embargo ignorar este padecimiento puede traer sufrimientos innecesarios tanto para los adultos mayores como para sus familiares y/o cuidadores. La depresión en los adultos mayores, también puede ser el inicio de enfermedades psicosomáticas.

Para los adultos mayores suele ser difícil hablar sobre su tristeza, por lo que al acudir al médico suelen describir únicamente sus síntomas físicos, dificultando el diagnóstico de depresión de la tercera edad. Algunos adultos mayores incluso optan por tomar actitudes defensivas para enmascarar sus verdaderos sentimientos de desesperación o de impotencia.

Sin embargo, el diagnóstico de depresión de la tercera edad es cada vez más identificado por los médicos especialistas en los adultos mayores: los geriatras.  Estos profesionales además de diagnosticar la depresión en la tercera edad podrán detectar aquellos síntomas relacionados con los medicamentos que se administran como tratamiento para los adultos mayores y que a veces pueden provocar ese estado de decaimiento. Medicamentos como los ansiolíticos pueden producir cuadros de depresión, ansiedad o angustia en los adultos mayores.

 Para un diagnóstico de depresión de la tercera edad es necesario que el geriatra indague en los aspectos familiares y sociales del adulto mayor, quién lo cuida, qué enfermedades padece, qué piensa cada mañana al despertar, qué actividades realiza durante el día, etcétera.

Las causas de la depresión en los adultos mayores además de ser la pérdida de familiares, las dolencias causadas por las enfermedades o la consecuencia de los fármacos administrados, se relaciona con el rechazo de los familiares hacia ellos, las situaciones de dependencia económica y el maltrato por parte de sus cuidadores. Situaciones que se presentan con bastante frecuencia en la vida de los adultos mayores.

A pesar de que la convivencia con adultos mayores puede llegar a ser complicada, es necesario brindarles un trato digno, sutil y paciente. El cuidador de un adulto mayor suele desgastarse rápidamente, sin embargo, mejorar la relación entre el adulto mayor y sus familiares o cuidadores puede ayudar a la mejora en el estado de ánimo de ambos.

La terapia psicológica es lo más recomendado como tratamiento de la depresión de la tercera edad pues le otorga al adulto mayor la oportunidad de expresar sus sentimientos, dudas e inquietudes ante el terapeuta, quien le ayudará a combatir los pensamientos negativos y a mejorar notoriamente su calidad de vida. La psicoterapia también ayudará al tratamiento de los adultos mayores que no quieren comer o tomar sus alimentos.

Similares
Comments 
(1)
  • Iliana flores
    22 mayo, 2012

    Un ancianito deprimido es algo que se ve comunmente, ya sea por que perdieron a sus parejas, por sus enfermedades, por que estan solos o mil cosas mas, yo creo que por eso es mejor que los adultos mayores tengan actividades recreativas con gente de su edad para que sigan relacionandose y no esten solos, poco a poco mejorara su estado de animo.

    ous cro

    Responder
Publicar un comentario